Capacitación > Noticias

5 Tendencias de Inversión Emergentes en Latinoamérica

Jun 28, 2018

Man-and-Women-on-iPad

Desde principios de 2017, América Latina ha comenzado a experimentar una recuperación cíclica de crecimiento que se manifestó a través de mejores condiciones post-recesión en Brasil, donde el crecimiento se ha recuperado desde 2016 a pesar de que el mercado redujo las perspectivas de crecimiento del PBI para 2018.

Las perspectivas de aceleramiento del crecimiento regional están respaldadas por el aumento del consumo privado y la inversión, que se traducen en un mayor nivel de confianza y condiciones financieras mundiales que auguran un buen futuro. Con esto en mente, hemos decidido analizar algunas de las principales tendencias que uno puede esperar en América Latina en los próximos años.
 

1. La inversión se está recuperando y debería seguir haciéndolo 

Si bien la contracción de la inversión fija en la región continúa por cuarto año consecutivo en 2017, principalmente debido a la incertidumbre política, ahora se está moderando. El crecimiento de la inversión ha sido positivo en los últimos trimestres en algunas economías importantes, incluidas la de Argentina y Perú.

Crecimiento Regional de la Inversión

Fuentes: Haver Analytics, World Bank
 

El Banco Mundial espera que el crecimiento aumente en América Latina en torno al 1,7% en 2018. La recuperación después de la contracción en 2016 se verá respaldada por la salida de la recesión de dos de las principales economías regionales (Brasil y Argentina).

En el futuro, anticipamos que el crecimiento en Sudamérica provendrá en gran medida del sector externo (con mejores condiciones comerciales y la creciente demanda global), como también del impulso de la inversión pública y privada en países como Argentina y Colombia.
 

2. Las Empresas de Capital de Riesgo han allanado el camino para que otros inviertan con confianza en la región

Algunas de las primeras empresas de capital de riesgo establecidas en la región, como NXTP Labs en Argentina y Vox Capital en Brasil, han allanado el camino para que otros encuentren el éxito. En una región que tradicionalmente es muy aversa al riesgo y tiende a condenar el fracaso, estas firmas se arriesgaron en emprendimientos en etapas tempranas mucho antes que otros.

Estas empresas de capital de riesgo pioneras en la región, enfrentaron muchos desafíos. Primero, tuvieron que educar y desarrollar las expectativas de los empresarios locales para que se dieran cuenta de que América Latina no es Silicon Valley y no cuenta con un fácil acceso al capital de riesgo y valoraciones al estilo de los EE. UU. Pero sus éxitos y fracasos han servido para alentar a otras empresas a ingresar al mercado latinoamericano.

A medida que evolucionó el ecosistema de startups en América Latina, el flujo y la facilidad de hacer negocios en etapas tempranas ha mejorado significativamente y ha fomentado más inversiones en la región. Una mirada a las tendencias de inversión a cinco años en América Latina reveló que los inversores habían concretado negocios por valor de $ 2.300 millones, según la Asociación Latinoamericana de Capital Riesgo (LAVCA, por sus siglas en inglés).

En los últimos años, también hemos empezado a ver cómo las startups respaldadas por VC (Capitales de Riesgo) comienzan a retribuir a la comunidad y a participar como inversores, ya sea como socios "ángeles" o  comanditarios en los fondos. 
 

3. Fintech está creciendo rápidamente

Las startups están transformando todos los sectores de la economía, pero el sector de América Latina que está experimentando el mayor cambio es la industria bancaria tradicional. Debido a que en la región todavía hay una población tan grande no bancarizada, las startups de fintech están encontrando muchas oportunidades para tener éxito.

Según Finovista, el número de startups de fintech en la región superó recientemente las 1.000. Los socios estratégicos en negocios tradicionales, junto con la aprobación regulatoria del gobierno, así como el financiamiento en etapas iniciales son necesarios para escalar estas compañías tanto a nivel local como global, y los inversores están interesados.

El número de acuerdos de capital de riesgo en América Latina alcanzó un récord de 197 en 2016. Mientras que Brasil lideró la región en capital invertido con US $ 279 millones, México registró la mayor cantidad de acuerdos de capital de riesgo por primera vez con 73 transacciones. Los inversores globales de riesgo y de crecimiento como Andreessen Horowitz, TPG Growth, Accel y Sequoia han participado en nuevas rondas dedicadas a startups de tecnología en Latam en el último año.

La Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo (LAVCA) mostró que las startups en el sector fintech recibieron más inversión en 2015 que cualquier otro sector de startups en la región, acumulando casi el 30 por ciento de la inversión total del sector de IT en dicho año, y el 40 por ciento en la primera mitad de 2016.

Finovista afirma que ha sido testigo de cómo las startups de fintech han dado forma a los servicios financieros en la región y reconoció que estas empresas no pueden escalar por sí solas. Google seleccionó recientemente más de una docena de startups latinoamericanas para su programa Launchpad Accelerator, cuyo objetivo es ayudarlas a alcanzar su máximo potencial aprovechando el alcance y los recursos globales de Google.

No hace mucho tiempo que los capitalistas de riesgo centraron sus esfuerzos en otras partes, y las startups latinoamericanas tuvieron poco o ningún acceso al financiamiento inicial para sus empresas. Pero a medida que las actitudes van cambiando, y tanto las organizaciones como los gobiernos comienzan a promover los ecosistemas empresariales en toda la región, las oportunidades de inversión y la actividad en startups en América Latina continúan en constante aumento.

Las historias de éxito como Properati y Afluenta muestran que puede haber lanzamientos y que se puede emprender con asociaciones internacionales. Es probable que este segmento continúe creciendo significativamente.
 

4. La Inversión de Impacto está llegando a la región

Los acuerdos que se clasifican como inversiones de impacto aún representan un pequeño segmento dentro del capital privado en América Latina; en 2016, se invirtieron US $ 48 millones mediante 23 acuerdos de impacto, en comparación con US$ 33 millones y 17 transacciones en 2015.

Sin embargo, LAVCA observa una superposición cada vez mayor entre los inversores tradicionales y los de impacto enfocados en la inclusión financiera, la educación y la salud (entre ellas es notable Dr. Consulta, una startup brasileña respaldada por KaszeK Ventures y LGT Venture Philanthropy).

La firma Global PE Partners Group ha financiado Partners Group Impact Investments como una estrategia separada, con Latinoamérica como mercado prioritario.
 

5. Las oportunidades de inversión serán democratizadas

Los sitios de Crowdfunding están permitiendo que las personas comiencen a invertir en industrias que de otra manera sólo serían accesibles para los latinoamericanos de mayor poder adquisitivo. Los sitios de préstamos entre pares, como Afluenta, y los portales de inversión inmobiliaria como Bricksave, permiten invertir en una amplia gama de productos, más allá de las fronteras, de una forma que nunca antes vista.

Por primera vez, la clase media en crecimiento está accediendo a inversiones que vienen siendo habituales en los EE. UU. y Europa hace ya algún tiempo. Esto permite a las personas invertir y ahorrar para su futuro como nunca antes y, ayudará a reducir la desigualdad de ingresos en toda la región.

Esta mayor transparencia y democratización que ahora está disponible a través de la tecnología solo es positiva para los inversores y ayudará a que una de las áreas de inversión más interesantes crezca aún más en los próximos años.

Propiedades actuales

Apto. 7o2A, Corsega 60, Barcelona

Apto. 7o2A, Corsega 60, Barcelona


Barcelona, España


Retorno anual estimado* 8.8% - 10.8%

Duración de la inversión 4 años


30% Financiado € 127.881

Objetivo € 432.600


Regístrese para recibir alertas de nuevas propiedades antes de que esten disponibles para el público.

*Este monto es un estimado y no debe considerarse como una cifra garantizada. El valor de su inversión puede aumentar o disminuir. El plazo máximo de compromiso de su inversión es de 4 años.

Empresas asociadas